A pesar del fresquete, este grupo de aventurer@s y amantes de la naturaleza, se animó a vivir un día de aprendizaje y diversión en el Parque de Los Villares. Recorrimos uno de los muchos senderos del entorno, llegando hasta El Centro de Visitantes, y aprendimos muchas características de la fauna y flora de este precioso lugar.

Para rematar, disfrutamos de un buen perolete de arroz y una bebida fresquita.