Comenzamos el año informando sobre el éxito del Camino de Santiago, que supera su récord absoluto de peregrinos, con más de 300.000 visitantes. Precisamente el reclamo de la ruta jacobea es una de las razones que justifican los buenos datos turísticos en la ciudad de Santiago en 2017, año en el que se han establecido nuevos récords como el total de pernoctaciones, que ronda los 1.450.000. A falta de que se publique el número exacto de húespedes (sumando los datos de diciembre), se prevé que éste supere por primera vez el máximo histórico alcanzado en 2010, Año Santo, cuando se alcanzó el récord de 1.430.000 pernoctaciones.

Asimismo, 2017 ha marcado un nuevo hito de viajeros que han utilizado el aeropuerto de Santiago de Compostela, que ha conseguido superar por primera vez los 2,6 millones. El mejor dato histórico hasta ahora se registró en 2014, cuando se alcanzaron los 2.083.873 viajeros en total, un aumento que estaría relacionado con el aumento del tráfico en conexiones internacionales directas.

Según apunta la concejala de Igualdad, Desarrollo Económico y Turismo de Santiago, Marta Lois, 2017 ha supuesto un año de “máximos históricos” para la ciudad gallega; un año marcado por la “desestacionalización del turismo” en Santiago de Compostela. Esta desestabilización ha estado marcada por el continuo crecimiento del turismo internacional, que sigue en aumento desde 2011 y que, según Lois, ayuda a la “redistribución” del turismo entre los meses que “siempre tuvieron registros más bajos”. 2017, según la responsable de Turismo de Santiago, ha seguido la “línea de crecimiento” de 2016, recordado como un “muy buen año” para el sector turístico gallego.